“Kill the whale”

El key driver del capitán Ahab ó la obsesión por lograr algo.

Photo by rawpixel.com from Pexels

Por Federico de Arteaga.

Escribe Muñoz Molina en el prólogo de Melville:[1]

El mito es tan familiar que raramente sentimos la necesidad de acercarnos al libro en el que tuvo su origen. Moby Dick es una obra maestra tan evidente que a todos nos parece que la hemos leído.

Un key driver representa el factor clave del éxito del proyecto, es un impulsor estratégico del negocio. Y el key driver de una ciudad debe ser parte de su gestión del conocimiento. Y para gestionar hay que ordenar y ponerle timing. Los procesos necesarios para la gestión del conocimiento son[2]: identificar/crear, capturar, codificar, almacenar, socializar y utilizar.

a) Identificar/ crear el Conocimiento: la representación del contexto del conocimiento de la ciudad. Ésta debe preguntarse: si se han relevado las áreas de conocimiento, si sabe qué conocimientos necesita para apoyar su estrategia, si estos conocimientos se encuentran en un mapa del conocimiento para que el “think tank” [3] de la ciudad sepa quién sabe qué, qué es lo que quiere lograr con el conocimiento que se identifique y el conocimiento que necesitan para ello. Se debe incluir un análisis enfocado a identificar las brechas para identificar el conocimiento que se posee y cuál no se posee a todos los niveles para identificar áreas de oportunidad. Para la identificación y/o la creación debe considerar a su capital humano y los procesos de flujo cognitivo y de innovación.

b) Capturar el conocimiento: el “think tank” debe describir una metodología para capturar el conocimiento, quiénes tienen la responsabilidad de la captura, en qué documento se materializa la captura; quién y cómo se homologa que este conocimiento sea verdadero.

c) Codificar el conocimiento: se debe representar cómo hace la codificación del conocimiento, en qué sistema articula el conocimiento que ha sido explicitado para luego poder almacenarlo y así pueda quedar accesible.

d) Almacenar el conocimiento: se debe definir una estrategia para almacenar sus activos de conocimiento y asegurarse que la comunidad de práctica sepa cómo y dónde almacenar el conocimiento para que todos puedan reutilizarlo y aplicarlo. Se deberán definir roles y responsabilidades asignados al almacenamiento, conservación y protección del conocimiento así como políticas de confidencialidad y back up. Adquiere mayor relevancia en proyectos donde existen pocos especialistas en diferentes temas de importancia, cuya pérdida podría ser negativa para la organización en caso de que se retiren o decidan abandonar la organización por cualquier motivo.

e) Socializar el conocimiento: se debe promover las condiciones sociales que favorezcan el desarrollo y capitalización integral de las personas integrantes de la comunidad de práctica desde el conocimiento y su gestión. Para lograr la socialización la organización debe desarrollar metodologías para transferir, distribuir, difundir y compartir el conocimiento con el objetivo que fluya al lugar y a la persona que lo se necesita, en el momento adecuado y con la calidad requerida.

f) Utilizar el conocimiento: El conocimiento añade valor solamente cuando se utiliza. Se debe poseer un enfoque sistémico para hacer óptima su utilización en los procesos del negocio y de prevención. Apalancar un key driver, con el fin de hacer uso positivo del mismo y emplearlo para mejorar continuamente, resolver problemas e innovar. Se debe definir taxativamente para qué, cómo, cuándo, dónde y porqué se utiliza el conocimiento con el fin de retroalimentar permanentemente el sistema y gestionarlo.

Para no caer en el mito y gestionar el destino.


 

[1] Melville. Andrew Delbanco. Seix Barral, 2007.

[2] Adaptado del Modelo Episteme. Dr. Santiago Malvicino.

[3] Think Tank: es el centro neurálgico del sistema. Es un concepto que, a partir de la base tecnológica, gestiona el sistema y relaciona las distintas herramientas para generar soluciones; facilita información, promueve el destino y apoya la comercialización, segmentando el producto del territorio en función de las preferencias del visitante. Es un espacio innovador y punto de encuentro de referencia entre el territorio y el visitante, utilizando para ello las tecnologías y las aplicaciones más avanzadas, analizando información a través del big data. Tequila Inteligente. 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close