El Uroboros.

Ojalá de vez en cuando nos mordiéramos la cola.

 

El uruboros.[1]

Lo circular… Desde las ciudades del conocimiento hasta el mundo campesino; Nietzsche, Heráclito, los griegos… La circularidad busca su lugar, busca nuevas formas de seguir siendo.

Ese seguir siendo que es la sustentabilidad en forma moderna; en su “espíritu”, el conocimiento y su engendradora: la cultura.

Bagdad, Bizancio y Alejandría fueron antes que nada ciudades del conocimiento. Las tres han sido epicentro de intelectuales y cultura: traductores, científicos, escribas, autores, cartistas, escritores y copistas. Dialogar y debatir.

Bagdad, ciudad del conocimiento circular y en espiral ascendente. La Casa de la sabiduría o Casa del Saber fue un centro de traducciones de muchos de los maestros musulmanes más eruditos, quienes formaron parte de este importante centro educativo. Se encargaban en gran medida de traducir libros del persa al árabe, y de preservar los libros traducidos.

Bizancio no se queda atrás ni en la importancia de la circularidad ni en la cultura. El sabio árabe Ibn al-Jatib es quien documenta la creación del ajedrez circular, jugado en el Imperio Bizantino, hallado en un manuscrito en Estambul.

Alejandría, percibida como una biblioteca por Borges:

Desde el primer Adán que vio la noche
Y el día y la figura de su mano,
Fabularon los hombres y fijaron En piedra o en metal o en pergamino                                                                            
Cuanto ciñe la tierra o plasma el sueño.

Aquí está su labor: la Biblioteca

Dicen que los volúmenes que abarca
Dejan atrás la cifra de los astros
O de la arena del desierto…

Aquí la gran memoria de los siglos
Que fueron, las espadas y los héroes,
Los lacónicos símbolos del álgebra,
El saber que sondea los planetas
Que rigen el destino, las virtudes
De hierbas y marfiles talismánicos,
El verso en que perdura la caricia,
La ciencia que descifra el solitario
Laberinto de Dios, la teología

Declaran los infieles que si ardiera,
Arder
ía la historia. Se equivocan.

Las vigilias humanas engendraron
Los infinitos libros. Si de todos
No quedara uno solo, volver
ían
A engendrar cada hoja y cada línea,
Cada trabajo y cada amor de Hércules,
Cada lección de cada manuscrito
Ordeno a mis soldados que destruyan
Por el fuego la larga Biblioteca,
Que no perecer
á

Pero no solo en las ciudades. El contexto de la circularidad tampoco se pierde –es más: es donde ni siquiera se potencia– porque es la clave: en el mundo campesino. En él, las percepciones no se ponen de acuerdo; está más clara la diferencia entre “savant” (científico) y “sagesse (sabiduría)”, lo que reabre el tema del conocimiento.  Porque lo campesino es esencialmente contexto. El escritor español Antonio Muñoz Molina destaca esa circularidad referencial: “El mundo campesino no celebra cumpleaños, celebra santos; el cumpleaños es una fecha lineal y el santo es circular, el mundo campesino es circular [2]”.

En las ciudades modernas el concepto cambiará de piel, pero seguirá siendo la serpiente.

El uroboros vuelve: la circularidad en las Ciudades

Como expresa Estrella Peinado – Vara: “Para que las ciudades se puedan pensar en una transición a un modelo circular tienen que incorporarlo desde la planificación urbana. Es una oportunidad de hacer las ciudades más competitivas, sostenibles, equitativas y vivibles. Para mirar desde esta lente circular primero hay que llegar a una definición de lo que se entiende por economía circular desde el punto de vista de inversión y desarrollar criterios y métricas” [3].

Pero hay que desarrollar instrumentos y evidenciar los modelos circulares, de modo que se conviertan en propuestas de valor. Sin éstas, sin cultura, sin conocimiento y sin los “tempos” para las ciudades, el peligro es caer en la etnarquía o la miopía.


[1] El uroboros (el que se devora la cola). El Libro de los Seres Imaginarios. Jorge Luis Borges.

[2] El mapa de las conexiones entre artes y el acceso a la cultura. https://www.youtube.com/watch?v=kfJmDXEIrqA

[3] Planificación e infraestructura circular. https://www.fomin.org/en-us/Home/News/article-details/ArtMID/18973/ArticleID/12673/M225s-all225-del-reciclaje-un-modelo-de-econom237a-circular-para-Am233rica-Latina-y-el-Caribe.aspx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer también

Close
Close
Close