fbpx

La sostenibilidad en las ciudades.

¿Ciencia ficción?

Photo by Scott Webb from Pexels

Por Federico de Arteaga.

¿Qué es la sostenibilidad?

La definición de la Comisión Brundtland, en cuyo informe, “Nuestro Futuro Común” presentaba el término “desarrollo sostenible” como el desarrollo que permite satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro de satisfacer sus propias necesidades”.

¿Se requiere ser sostenible o requiere no dejar de serlo?

Algunos ejemplos de ciudades sostenibles son las ciudades caminables, con espacios públicos, con baja huella de carbono. Madrid es sostenible desde ese punto de vista, New York tiene una relación de autos versus habitantes muy sostenible.

La democracia, la gobernanza, la gobernabilidad,  el diseño, la planeación, densidad, agricultura urbana, en las ciudades es parte de lo sostenible.

Estas “pequeñas” cosas hacen a las grandes, y si se analizan con cuidado, se puede ver que se trata de cosas “soft”, de costo relativo bajo contra infraestructura y medidas para hacer reingeniería para la sostenibilidad.

Se trata de:

  • Ponerse de acuerdo en un tipo de ciudad.
  • Transparencia en las decisiones.
  • Planeación, ordenamiento y reglamentos.
  • Uso responsable de la autoridad.
  • Decisiones sobre el espacio público.
  • Decisiones sobre transporte privado.
  • Decisiones sobre el uso mixto de los barrios.
  • Construir mejores banquetas para la gente es cuando vendrán mejores negocios, no ampliando calles para los autos.
  • Decisiones impositivas.
  • Modelos de prevención e información calificada.

La excusa de siempre son los recursos, pero lo que falta es decisión, visión, autoridad, expertise y participación ciudadana.

Por tanto, una ciudad puede ser sostenible en muchos aspectos, lo que está pasando es que a veces se están dejando de serlo, para después intentar volver a serlo.

La simultaneidad de los procesos y de las decisiones, resguardar lo que es sustentable, prevenir los riesgos y resanar lo omitido, sin esas acciones se puede hablar mucho pero se seguirá haciendo poco y dejando para las nuevas generaciones el caos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close