Algoritmos del futuro, hoy.

Por Arturo de la Peña.

Quien diría que los algoritmos serían los tesoros más preciados de las compañías. Ya lo veíamos en la película Focus interpretada por Will Smith, donde un estafador maestro vende a múltiples escuderías de carreras un valioso algoritmo que permite potencializar a fondo el rendimiento de la gasolina de sus máquinas Formula 1.

Fuente: Trailer oficial FOCUS

Parece una locura pensar que se pueda prevenir un crimen que aún no ha sucedido y atacar su origen antes de que nada pase, al estilo Minority Report, la película del 2002, sin embargo la policía de Chicago lleva años usando el código Dumani de espionaje y predicción que toma como base las conversaciones y comportamientos de los individuos en las redes sociales, lo triangula con su geolocalización añadiendo data de inteligencia histórica así como coyunturas y genera un mapa certero de grupos radicales o delictivos así cómo dónde y cuándo pueden ocurrir crímenes de diversas clases con antelación.

La automatización nos lleva a fronteras antes imaginadas y los algoritmos nos ayudan cada vez más a concretar la Big Data en información de valor accionable que hace nuestros trabajos y experiencias más sofisticadas pero también la condicionan de tal forma que ni el mismo matemático persa Al-Juarismi (de donde parte el término Algoritmo) lo podría creer.

Algunos recordarán a HAL 9000 la máquina que aparece en “Una odisea del espacio”, la novela de 1968 del autor y científico inglés Arthur C. Clarke la cual parece analizar con su ojo de pez absolutamente todo lo que le rodea. Hoy en día todos tenemos un HAL 9000 en nuestros dispositivos móviles. Basta ver las funcionalidades de reconocimiento de imagen  impresionantes de Bixby la asistente virtual de Samsung o la eficiencia de Google Assistant para identificar vía imagen un sin número de objetos, lugares, marcas, obras de arte o lenguajes a nuestro alrededor, usando sus poderosos algoritmos de reconocimiento.

Alexa por ejemplo tiene la enorme capacidad de controlar tu entorno y en poco tiempo podrá reconocer elementos biométricos tan sutiles como tu estado de ánimo y estrés con lo que podrá escoger la mejor lista musical, programa y cena cuando llegues a casa. Esto ya no es ciencia ficción, está sucediendo.

Los algoritmos se han convertido en una impresionante arma de dos filos donde nos ayudan a vivir una mejor experiencia en las plataformas digitales a cambio de entregar nuestra información privada al servicio de los publishers.

Google poco a poco aprende más del comportamiento de cada consumidor. Imagina todas las herramientas que existen a su disposición para entender, valorar y accionar campañas que te gusten. Primero, cuenta con una de las plataformas más populares en telefonía inteligente, Android. Ya de entrada lo que eso significa es que Google se levanta, desayuna y duerme contigo todos los días. Usamos su buscador como herramienta #1 por lo que entiende perfectamente cuales son nuestras necesidades, gustos y diversiones y finalmente se conecta por medio de su sistema operativo a un sinfín de dispositivos dándole al IoT (internet de las cosas) un nuevo significado y conociéndonos incluso más que Nathan a Caleb en la cinta de ciencia ficción Ex Machina (2015) donde se crea un androide en base a los gustos fisicos y comportamientos diarios que tiene este último en la internet.

Todos estos algoritmos que parecen del futuro debería hacer la vida del ser humano algo más sencillo para tener más tiempo de generar bienestar en su comunidad; al menos eso es lo que el propio Al-Juarismi pensaba cuando decidió que darle un método lógico a los datos podía convertirlo en una persona más eficiente.


Arturo de la Peña.

Consultor Senior en Comunicación Digital. Cuenta con 20 años de experiencia en agencias de publicidad, creatividad, comunicación y medios. Especialista en medios digitales para alcanzar los objetivos de negocio con conocimiento en SEO, SEM, SMO, Inbound Marketing, Marketing de Contenidos y construcción de marcas. Fue profesor del Centro Universitario de Mercadotecnia y Publicidad en la materia de Publicidad Creativa, enfocada a la generación de valor para las marcas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close