fbpx

Consumismo digital vs protagonismo digital.

Movimiento CIDICOM

Por Juan Carlos Murillo Torres.

Vivimos en la era de la disrupción, del cambio constante, donde las ventajas competitivas duran poco y gigantes caen súbitamente.

Jorge A. Meléndez

Cambiar paradigmas en los seres humanos en la actualidad es sumamente complejo. Desde el punto de vista simple de la palabra, es una realidad vivida en nuestro país, estado y municipio en donde abundan los ciudadanos poco comprometidos a acciones negativas reflejadas en cada metro cuadrado de su territorio.

Espacios públicos insuficientes, mal acondicionados, desordenados, con un alto índice de ruido y suciedad;  tráfico en aumento de la mano de una pésima cultura vial, comercio informal sin control, perros en la calle olvidados, basura en las calles, avenidas y banquetas con bolsas negras gritándonos que sean separadas y recicladas; un entretenimiento cultural  esporádico y poco organizado y un civismo digital que cae más en el consumismo  que en el propio protagonismo creativo e innovador de sus usuarios.

La realidad hemos y estamos siendo educados a la inversa: a una buena parte de la población nos acercaron a la tecnología sin antes haber creado esa conciencia digital. Es curioso sorprendernos al  observar y escuchar cómo algunos padres de familia se sienten orgullosos de sus hijos al presumir las habilidades en el manejo natural de los diferentes  dispositivos electrónicos, sin saber que estamos creando un gigante digital desmedido enmarcado en una total falta de un pensamiento crítico.

En nuestro sistema educativo en el marco de las materias obligatorias según Moctezuma nuestro secretario de educación apuesta bajo el esquema de una “educación cultural”, en ella se introducirá la obligatoriedad de que en los planes de estudio se incluya el civismo, valores, la cultura, el arte, la música, el deporte y el respeto al medio ambiente.

Nada nuevo comparado con las anteriores reformas. Lo trascendente a subrayar es la falta en la currícula de una asignatura, por lo menos en preescolar y primaria que instruya sobre la inteligencia digital: ciudadanía, creatividad e innovación digital.

En cambio, en secundaria está implícito la creatividad y la innovación y solo da pequeños destellos de un civismo digital, de tal manera en ese nivel “se pretende que los alumnos desarrollen procesos técnicos, resuelvan problemas y participen activamente en el desarrollo de proyectos como prácticas educativas fundamentales, con la finalidad de satisfacer necesidades e intereses personales y colectivos”  Por lo tanto, en  educación básica, carece de un plan integral sobre la materia de civismo digital.

Pareciere y la batalla está ganada, en el marcador continuo de nuestra realidad el consumismo irá en aumento mientras que el protagonismo quedará en las mentes maravillosas de personas de otros lugares o de organizaciones dispuestas a transformar su contexto.

Qué estamos haciendo al respecto en Tequila, destino inteligente en transición, para contrarrestar este fenómeno latente en la sociedad si en las escuelas poco o nada se trabaja en este rubro de formar los actuales protagonistas de la red en donde  a través de análisis, reflexiones, creaciones intervengan con proyectos innovadores lo que consumimos en internet diariamente. Es decir, si existe un influencer, gamer, blogger o youtuber que solo aporta contenidos ya elaborados; o los famosos retos o challenges los cuales dejan mucho que desear.  Para nada quiero decir que sea nocivo este contenido, claro que hay calidad, sin embargo el tiempo dedicado a solo consumir y consumir es lo que nos estaría afectando como destino inteligente.

Bien lo preguntaron en la presentación de Tequila como smart city en la Hacienda Lázaro Gallardo ¿Tequila destino inteligente, con ciudadanos inteligentes? La respuesta recaía en que los estudiantes y la sociedad serían parte fundamental en esa encomienda partiendo de dar un uso constructivo creando, proponiendo, denunciando desde cualquier dispositivo en el que se encontrasen, todo para juntos construir un Tequila con particulares  características.

Para nada es fácil cambiar esos modelos tan arraigados en nuestra sociedad.

Paso a paso, entraremos en esa era de la disrupción del consumismo digital e iremos construyendo los modelos a seguir bajo una sostenibilidad preponderante.

Un ejemplo lo vivimos en un proyecto innovador en una escuela del municipio. Un grupo de sexto grado se dio cuenta del grave problema de basura que existía desde varios años. A través de análisis, observación de fotos, de charlas y de testimonios concluyeron que el principal problema de la basura no era culpa del personal de apoyo, ya que ellos entregaban una escuela limpia, sino, de los 430 niños existentes en la matrícula escolar; asimismo, la mayor parte de ese mal comportamiento ambiental venía desde casa, desde el mismo núcleo familiar.

Otro hallazgo a compartir cuando se les recordaba y hablaba del proyecto desde diferentes estrategias quedaba poca o casi nada de basura, en su defecto, cuando no se les recordaba pareciese y el plan no existía y por lo tanto quedaba una escuela sucia.

De tal manera nos dimos cuenta de que en una escuela de casi 450 alumnos provenientes de casi 200 familias debían de recordarles diariamente por diferentes medios lo que tenían que hacer.

Si partimos de este sencillo análisis, mientras no se hable y no exista un trabajo disruptivo y sistemático en nuestras escuelas sobre la inteligencia digital pocos dividendos obtendremos al respecto.

Una propuesta importante en el aula digital Google Tequila parte de esta necesidad de ser más protagonistas ante la ola de vicios de un consumismo irracional del internet. Esa encomienda se deriva en la generación de una inteligencia no tecnológica, parte esencial del proyecto Tequila Inteligente.

Precisamente en los usuarios digitales del aula y de los tequilenses debemos de trabajar arduamente. Pero, ¿por dónde empezar o continuar? Según algunos datos del economista en relación a siete gráficos sobre el usuario de internet en México nos muestra algunas cifras a tomar en cuenta:

  1. En México hay 70.1 millones de usuarios de internet.
  2. Las horas de conexión se concentran por la mañana y por la noche.
  3. Los usuarios pasan 13 horas al día expuestos a los medios de comunicación.
  4. 9 de cada 10 usuarios prefieren conectarse a través de los teléfonos móviles.
  5. La principal actividad en internet es acceder a redes sociales con un 89%.
  6. 1 de cada 3 usuarios de internet interactúa con la publicidad digital.
  7. Facebook, Instagram y YouTube son las redes sociales más utilizadas.

También deberemos fijar nuestras metas a lo hecho por Mckinsey en Meléndez “triunfando en la era de la disrupción” al afirmar que existen cuatro fuerzas que transformarán el escenario global”.

Citando la fuerza número dos, en donde la aceleración en la disrupción industrial nos dice que para el 2020 habrá 30,000 millones de aparatos conectados sobresaliendo 13 tecnologías:

  1. Internet móvil.
  2. Automatización del trabajo intelectual.
  3. Internet de las cosas.
  4. Almacenamiento de la nube.
  5. Robótica avanzada.
  6. Vehículos autónomos.
  7. Genómica.
  8. Almacenamiento de energía.
  9. Impresión 3D.
  10. Materiales avanzados.
  11. Exploración avanzada de petróleo y gas.
  12. Energías renovables y tecnologías de blockchain sobre acontecimientos digitales.
  13. Criptomonedas.

Si de esos 30 millones de aparatos conectados en el mundo hay 70.1 millones de usuarios en México, 5’000,174 son jaliscienses y de cada 10, 7 usan internet es sabido por donde hacer llegar información, propuestas, hallazgos, desafíos, etc.

¿Cómo podríamos hacer llegar la información, a esos 3 de cada 10 jaliscienses que no usan internet, si en todo momento tendrán una interacción natural con la sociedad, economía y medio ambiente del municipio?

Diariamente insistir por las mañanas y en las noches con publicaciones, contenidos positivos sobre acciones necesarias en nuestro municipio con una duración no más de 10 segundos, tiempo efectivo de atención de los usuarios.

De las 13 horas que estamos expuestos  a los medios, vayamos formando una regla de oro por así decirlo: de esas horas compartamos algo que nos ayude, que solucione un problema, una foto haciendo el bien por los demás, un logro, deportistas haciendo plogging, un reto constructivo para la sociedad;  o hagamos algo sugerido por Zavala mentor en innovación y Galindo un consultor, al invitarnos exploremos un tema aleatorio que nos venga  a la  mente y busquemos tres videos de algo nuevo que queramos conocer tomando nota de aquellos que aprendimos y después de una semana analizar qué fue lo que aportó más valor a nuestras vidas.

Mandemos la información de publicidad atractiva y funcional sobre civismo digital transformada en acciones propositivas en bien de nuestra comunidad a través de las redes sociales como lo son facebook, instagram y you tube.

Desde nuestro internet móvil con los datos y herramientas en la nube como agentes de cambio podremos ver más allá del uso del internet y volver la mirada al internet de las cosas de las situaciones que obstaculizan mi desarrollo y el de Tequila.

De tal manera, en nuestro laboratorio de ciudadanía, creatividad e innovación estamos trabajando a conciencia en estos datos, además contribuiremos en la formación digital, así como también algunos maestros y escuelas que seguramente también lo están haciendo para formar los presentes y futuros protagonistas digitales.

Como agentes de cambio que somos en la era de la disrupción, debemos de darle rumbo a las propuestas de solución a los desafíos locales, con la firme intención de señalizar el camino de los próximos Ciudadanos Digitales Comprometidos en un movimiento llamado CIDICOM por Tequila el cual estamos seguros marcará un precedente.

  • Movimiento CIDICOM y los mini consejeros digitales en el Canal YouTube intervienen en el desafío civismo digital.
  • Un Tequila sano, tribote, la pyme JCONRE y RTI gamer son propuestas sobre el desafío reciclado de basura.
  • Grupo canino ARH 200 X Tequila, la perrera tequilense y huellas sin hogar propuestas en el desafío perros de la calle.
  • Aventura vial propuesta con el reto tráfico y cultural vial.
  • Explora Tequila, pueblo cultural aportando propuestas al desafío entretenimiento cultural.

Ya lo expresaban Cristina y Carolina Dorantes en la creación e innovación de vasos y popotes comestibles al regalarnos unos consejos: “creer en uno mismo, hacer las cosas diferentes y ser tenaces, ser valientes para lanzarnos a los desconocido, mantenernos curiosos y preguntar si hay dudas y enamorarnos del problema”. Cambios constantes de mentalidad para ustedes alumnos del aula digital google for educaiton Tequila al igual que para todos los innovadores de nuestro municipio.

Finalmente, irrumpamos con inteligencia digital bajo unos buenos gigas de valores la inercia de una acción nociva en el desarrollo social, económico, cultural y ambiental de nuestro municipio.

Es sabido por todos, que las grandes transformaciones no fueron obra de la casualidad y sin poner el más mínimo esfuerzo de los implicados, sino, de creer en uno mismo y en el poder de una sociedad organizada con el único fin de convertir a Tequila en un destino, próspero e inteligente rodeado de gente inteligente.


Maestro Juan Carlos Murillo Torres.

Licenciado en Educación primaria, maestría educativa en intervención a la práctica educativa, 15 años de servicio como maestro frente a grupo en el nivel primaria, coach aula digital Google Tequila.


Leyva A, 2019/27/03. innovarte, vasos y popotes que se comen. Mural negocios. p-11.

Meléndez J. 2019/15/03. Triunfar en la disrupción. Mural negocios.

https://www.eleconomista.com.mx/tecnologia/7-graficos-sobre-los-usuarios-de-internet-en-Mexico-en-2018-20180517-0077.html

https://www.informador.mx/tecnologia/Usan-internet-siete-de-cada-10-jaliscienses-20180221-0023.html

https://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/9721849d-666e-48b7-8433-0eec1247f1ab/a593.pdf

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close