fbpx

Sergio Fajardo: el poder de una estrategia sin concesiones.

Por Ministerio de diseño. Ver nota original aquí.

Sergio Fajardo es el matemático que llegó a la política desde la academia y transformó la ciudad de Medellín de epicentro de cárteles de droga a ciudad modelo, transformando a largo plazo la vida de sus habitantes.

Durante su tiempo a la cabeza de la ciudad,  (en el periodo 2004-2007)  que en el pasado fue uno de los iconos del narcotráfico mundial, realizó una serie de profundas reformas que lograron renovar la imagen de la urbe donde nació el cartel de Pablo Escobar.

La extensa y profunda obra que realizó ha quedado plasmada en distintos ámbitos y cifras que reflejan el cambio cualitativo de la ciudad:

_ Reducción de tasa de homicidio de 98 por 100 mil habitantes en 2003 a 31,5 por 100 mil habitantes  en 2006

_ Incrementos en Índice de Calidad de Vida y de Desarrollo Humano

_ Parques Biblioteca (5)

_ Colegios de Alta Calidad (10)

_ Plan de grandes Equipamientos Educativos para dignificar los barrios (33 proyectos)

_ 54 ludotecas que atendieron 383 mil usuarios regulares

_ Unidades recreo-deportivas (8)

_ Parque Explora

_ Nuevo Jardín Botánico

_ Plan de parques, quebradas y cerros (20 proyectos)

_ Plan de paseos y calles (17 intervenciones)

_ Infraestructura y Movilidad (25 proyectos)

_ Presupuestos participativos

_ 6 Proyectos Urbanos Integrales PUI

_ Nueva sede Instituto Tecnológico Metropolitano (para 10 mil estudiantes)

_ Centros de Centros de Desarrollo Empresarial Zonal Cedezos

_ Concurso Mujeres Jóvenes Talento

_ Olimpiadas del Conocimiento

_ Programa de Reinserción (4.164 ex paramilitares atendidos)

_ Programa Jóvenes con Futuro (12 mil jóvenes atendidos)

_ Más de $32.000 millones en cooperación técnica y financiera para proyectos estratégicos

_ Programa Prácticas de Excelencia

 

Perteneciente a una familia acomodada, era consciente de su situación privilegiada que le permitió cursar una maestría y un doctorado en Matemáticas en la Universidad de Wisconsin, para luego ser profesor en la Universidad de Los Andes y Doctor Honoris Causa de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de España

Sergio tiene 63 años, dos hijos y está casado con la psiquiatra Lucrecia Ramírez. En su época de campaña no ocultaba su alto status, y a pesar de que en boca de cualquier otro podría ser un suicidio político, tiene una particular forma de acercarse a los problemas sociales y plantarles cara.

Mientras lo normal en la sociedad colombiana era ver como abogados o populistas marcaban los designios del resto, y sacaban provecho, él irrumpió en la política aproximándose a los problemas sociales como lo hacía a los matemáticos, aplicando la teoría de modelos que pusieron en el mapa C.C..Chang y H. J. Keisler, ídolos primero y maestros después de este ex alcalde y otrora candidato a la presidencia de Colombia.

A los 43 años y queriendo ser parte del cambio que reclamaba desde la oposición y nunca veía llegar, abandonó la actividad académica para cambiar la ciudad que lo vio nacer pero estaba sumergida en el dominio del tráfico de drogas y violencia desde fines de los años ´80 y principios de los ´90.

En esa época expresaba: “Son los políticos quienes toman las decisiones nos guste o no nos guste, y no nos moriremos diciendo como deberían hacerse las cosas”.

Sin dejar de trabajar como profesor e investigador, primero tuvo columnas de opinión y fue director en varios medios de comunicación. Luego, como académico reconocido, fue Director del Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia y miembro de la comisión facilitadora de paz de Antioquia, lo que le permitió conocer en profundidad los problemas en su departamento y tratar directamente con empresarios, políticos y guerrilleros.

Sin ubicarse dentro de los tradicionales partidos políticos de izquierda, derecha o centro del país, inició en 1999 una estrategia de independencia y neutralidad con la que formó el movimiento Compromiso Ciudadano con el apoyo de varios intelectuales y políticos independientes y se presentaron en las elecciones.

Finalmente Fajardo no ganó, pero obtuvo un buen resultado que lo alentó a dejar  definitivamente las aulas para dedicarse a lo público.

En 2003 decidió lanzarse de nuevo a la alcaldía de Medellín, esta vez avalado por la Alianza Indígena y con el apoyo de los mismos grupos de intelectuales, artistas y empresarios del 2000, la suma de los cuales lo llevaron a la victoria obteniendo la votación más alta registrada en la historia para ese cargo. Logró los votos, sin negociar apoyos de las diferentes corrientes políticas, y con un gran apoyo de los jóvenes.

En este período fue reconocido como uno de los alcaldes más populares del país, al reducir los índices de violencia de la ciudad y sanar las finanzas públicas. Este destacado desempeño en la alcaldía lo hizo merecedor del Premio al Mejor Alcalde de Colombia y terminó su gobierno en el 2007, con un índice de popularidad del 80%.

Su aproximación a la realidad era muy pragmática y así como resolvía ecuaciones cruzando sistemas distintos de modelos matemáticos en la práctica, también cruzaba ámbitos diferentes a los cuales asociaba métodos de solución.

Diagnóstico de problemas

Los más acuciantes y eje de su campaña:

_ Narcotrafico: Algunas expresiones que dan cuenta de la urgencia de la situación:

“Al que tiene precio se lo encuentran, al que no, se lo elimina”.

“Vivir en Medellin es ir uno por esta vida, rebotando, muerto” Fernando Vallejo.

_ Segregación social y nulas oportunidades para los de menores recursos, cuya única salida era justamente integrarse al narcotráfico.

Temas principales de su programa:

Medellín Transparente.

Todos los integrantes del equipo de gobierno demuestran públicamente su idoneidad profesional, presentando ante la ciudadanía los compromisos bajo su responsabilidad, explicando cómo desarrollarán su trabajo.

Participación social y veedurías.

Como promotores de la democracia participativa se impulsa vigorosamente la gestión ciudadana de lo público y la vigilancia a través de las veedurías.

Cultura Ciudadana.

Enfocado en un gran proyecto de formación ciudadana y de creación de una cultura de la convivencia pacífica. Todos los proyectos buscan la coherencia entre “ley, moral y cultura” para que en un constante proceso de aprendizaje seamos verdaderos ciudadanos.

Mejor educación.

Su experiencia como docente también lo lleva a querer garantizar educación superior y de vanguardia para más personas en el país.

Se apuesta por un desarrollo intensivo de la educación pública para potenciar el talento. Se trata de romper la desigualdad: cada colegio que se construye va por mismos parámetros de excelencia con respecto a los privados, acompañado de un plan para mejorar matemáticas y otras materias clave para la innovación.

Educación superior y transversal

Se trata de cerrar puertas al narcotráfico pero abrir otras posibilidades para la gente.

¿Cómo se escribe la nueva página en la historia de Colombia? Con educación, ciencia, tecnología, innovación, emprendimiento y cultura.

“Jóvenes con Futuro es un programa que nace de la necesidad de acabar un problema fundamental en la educación del país: la falta de oportunidades.  A esto se le se suma la deserción escolar, la entrada de los jóvenes al mundo de la violencia y la ilegalidad; por eso la iniciativa plantea el reto de cerrar, poco a poco y de manera sostenida los caminos de la ilegalidad y la violencia brindando a los jóvenes oportunidades para que sean ellos los que decidan qué quieren ser en la vida mirando un abanico de posibilidades reales.

En la era del conocimiento, la educación, en todas sus formas, niveles y sentidos, es la puerta de entrada a una sociedad justa y moderna, con oportunidades para todos.

Ciudad más segura.

La seguridad y la convivencia son un compromiso de toda la ciudadanía, sin excepciones. Apoyaremos las políticas nacionales para fortalecer la autoridad del estado, enriqueciéndolas con nuestra experiencia, y participaremos activamente en las negociaciones que buscan la solución del conflicto armado.

Espacio público un bien público.

El espacio público es el sitio de la igualdad social, la convivencia y la integración. Vamos a crear una ciudad agradable, segura y estética, en la que puedan caminar tranquilamente todas las personas.

Acciones:

Enfrentar la corrupción y el clientelismo político.

El narcotráfico sabe que si quiere el máximo poder debe acercarse a la política.

La transparencia también genera protección,“nos atacan pero también generamos reconocimiento internacional”.

La lucha contra la corrupción es un problema ético, de actitudes. Por eso repiten constantemente que de la forma como se llega al poder, así se gobierna. Y quien paga para llegar, llegar a robar con puestos y contratos. Por eso sostenemos que la corrupción es una empresa criminal más difícil de combatir que la guerrilla y las bandas criminales. Nuestra primera medida para luchar contra la corrupción es que no pagamos un peso por un voto y después cuando llegamos al poder no damos un puesto ni un contrato a un congresista. Nosotros no pagamos para llegar y así podemos gobernar con transparencia.

Es un proceso que toma tiempo, hacia atrás y hacia adelante

Responsabilidad económica

Los recursos recuperados de la corrupción irán a Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura. El reto es quela lucha contra la corrupción debe revertir en por lo menos un punto del PIB anualadicional de recaudo tributario, a más tardar en el tercer año de gobierno.

Visibilizar infraestructura de acceso a cultura y deportes.

La arquitectura urbana como visibilización de políticas sociales. Construcción de edificios bellos donde nunca se veían creando sentido de pertenencia y acceso a actividades y formación para aquellos con pocas opciones.

Rescate de dignidad y respeto con parques bibliotecas para disfrute de todos. Es un orgullo de la comunidad, da sentido de pertenencia.

El miedo encierra y corta canales de comunicación, rompe capital social la arquitectura sirve como herramienta para visibilizar esas políticas y que sean accesibles  para la comunidad.

Desarrollo productivo: sofisticar, diversificar y mejorar la eficiencia del aparato productivo colombiano.

Acelerar los proyectos de infraestructura de transporte prioritarios para el país.

Dar prioridad a proyectos estratégicos por su capacidad de impulsar las agendas de desarrollo productivo de forma transversal.

Estas apuestas se centrarán en Biotecnología, Ecoturismo, Energías renovables, Economía Digital (industrias 4.0), Industrias Culturales, Artesanales y Creativas, Agroindustria, Ciudades Sostenibles (Movilidad).

Construcción de una agenda de corto, mediano y largo plazo en cada proyecto, a partir de la convocatoria de todos aquellos que hoy participan en estas áreas del desarrollo económico. Le mostraremos al país la capacidad de unir y articular el talento presente en todas las regiones de Colombia.

Logros:

_ Consiguió disminuir los índices de violencia y la tasa de homicidios en Medellín, la cual pasó de 98 a 31,5 homicidios por cada 100.000 habitantes.

_ Logró el desarrollo urbanístico de la ciudad que más adelante sería galardonada con el que se considera el “Premio Nobel de las ciudades” por su apuesta hacia una urbe sostenible e innovadora.

_ Fajardo terminó su periodo como alcalde con una popularidad del 80% y varios reconocimientos como el mejor alcalde de Colombia. En 2012, una amplia votación a su favor (49,51%) lo llevó a convertirse en gobernador de Antioquia (2012-2015). Enfocando su término en la educación y la reconciliación cultural logró que su departamento fuera destacado en dicha época como el mejor del país.

_ Reducir los índices de violencia de la ciudad y sanar las finanzas públicas.

_ Ser reconocido local e internacionalmente como mejor Alcalde de Colombia 2004-2007, y el Personaje de América Latina 2007 que otorga The Financial Times.

En 2008, Fajardo se postuló como candidato a la Presidencia con el movimiento ‘Compromiso Ciudadano por Colombia’, y no pudiendo consolidarse se alió con el partido Verde en 2010, con el cual se presentó a la gobernación de Antioquía, y allí si fue el candidato más votado de todo el país.

Después de una gobernación muy exitosa, (2012-2015) Fajardo salió con altos niveles de popularidad. Pero aún así no pudo lograr más tarde obtener votos como para postularse nuevamente a Presidente.

Como punto negativo se le ha acusado de aumentar deudas fiscales, aunque desde su sector justificaron las cifras asegurando que su administración decidió endeudarse para financiar su proyecto de “Antioquia la más educada”, manifestando que los créditos “los asumió de forma responsable”.

Luego de sus experiencias en el Gobierno, escribió un libro: “El Poder de la Decencia”. Allí, Fajardo resalta la importancia que tienen las matemáticas en su forma de ver la vida y abordar los problemas. Explica cómo fue su trayectoria hacia la alcaldía de Medellín y la estrategia que utilizó para dignificar los sectores más precarios de la ciudad.

El libro está lleno de diagramas de flujos, gráficos hechos a mano y esquemas en los que enlaza problemas y solucionesideas y métodos.

 

 

 

Reconocimientos:

 Mejor Alcalde de Colombia 2004-2007

_  La Revista Semana lo nombró Mejor Líder de Colombia 2011-2012.

_ Durante cuatro años consecutivos (2005-2008) El Colombiano lo nombró Personaje del Año, reconocimiento que también recibió de la Revista Cambio en 2006.

_ Fue Personaje de América Latina 2007 de The Financial Times

_ Fue uno de los ocho líderes destacados de la región en los Premios América a la Excelencia en el Servicio Público, de la Organización de Estados Americanos y la ONU (2007).

_ En 2008, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos le otorgó la medalla de oro por su programa de urbanismo social en la Alcaldía de Medellín.

_  En 2009 Fajardo recibió el Curry Stone Design Award en la categoría de Obras Púbicas Transformadoras.

_ Ha recibido otros reconocimientos como el Premio de Ciudadanía Global de la Universidad de Tufts, el Premio Antonio Sancha de la Asociación de Editores de Madrid por su defensa de los valores culturales y el Premio Excelencia y Liderazgo en Gestión Urbana y Desarrollo de la Universidad de Rotterdam.

………………………………..

La suya es un ejemplo de gestión sin concesiones, del poder de la eficencia y el pensamiento independiente, académico y horizontal. El camino hecho sin compromisos que genera una gestión con mayor poder de maniobra y de decisiones sin restricciones o intereses. El riesgo  político asumiendo responsabilidades paga y sobre todo, la población más desfavorecida gana.

 

Fuentes: Latinamericanpost, Caracol, El mundo.com, Fajardo.com, CNN, Bloomberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close