fbpx

¿Deberíamos de pensar en un impuesto al medio ambiente?

Entrevista a Ellis J. Juan.

¿Por qué las smart cities no han logrado contar con modelos de negocio definidos y rentables? ¿Cuáles han sido las causas?

Cualquier aplicación de smart Cities (al igual que cualquier otra actividad económica), requiere de un flujo de caja positivo para ser rentable. Los flujos de caja en la prestación de servicios públicos (susceptibles de aplicaciones “inteligentes”) requieren de tarifas que recuperen el 100 por ciento de los costos de prestar el servicio. El hecho que el servicio pueda prestarse a través de una aplicación “inteligente” no lo exime de no intentar recuperar el costo de prestarlo.

En LAC, con la excepción de las telecomunicaciones y en ciertos casos la electricidad, las tarifas de los servicios públicos en promedio solo recuperarán en promedio entre el 40-50 % de los costos de prestar el servicio.

¿Los modelos de prevención para la sostenibilidad ambiental y social tampoco han tenido mucha visibilidad, por qué no es un tema primordial con la importancia que tienen?

Lamentablemente el mismo racional de que las tarifas para prestar los servicios públicos. Para mantener en equilibrio sostenible los activos ambientales de las Ciudades (I.e., sus cuerpos de agua — ríos, lagos, costa, bosques, etc.), es necesario contar con sistemas de gestión de residuos sólidos integrados, sistemas de control de calidad del aire, etc. Todos estos sistemas cuestan mucho dinero para poder mantenerse y prestar el servicio. En LAC aún solo tratamos el 20% aproximadamente del agua que regresamos a los cuerpos de agua, recogemos el 50% de la basura, tratamos sólo el 25% – 30% de los residuos y reciclamos menos del 3% de los mismos. Con estos indicadores será muy difícil la sostenibilidad ambiental.

Tendríamos que pensar en un impuesto al medio ambiente proporcional al ingreso per capital de los habitantes de una ciudad para contar con los sistemas que preserven el ambiente. Lamentablemente es una medida no muy popular del punto de vista político. Además, necesitaríamos un cierto nivel de cultura ciudadana para que cada uno esté dispuesto a pagar dicho impuesto. Muchos aún piensan que la sostenibilidad ambiental como bien público solo lo puede pagar el estado.

La mayor parte de los países donde existen altos niveles de sostenibilidad ambiental son países ricos.

Nos podría compartir algún ejemplo de buenas prácticas en estos temas.

La ciudad de Malmo en Suecia, recoge casi el 98% de la basura y trata y recicla casi el 95%. Suecia es un país muy rico para los estándares de LAC.


Ellis J. Juan.

Es ex Director del Programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Inter-Americano de Desarrollo (2012-2016). Actualmente es Asesor Independiente de Organismos de Desarrollo en los sectores de Financiamiento de Infrastructure y Planificacion Urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close