Inteligencia no tecnológica en las ciudades.

Por Federico de Arteaga.

A esta altura, está claro que el debate sobre las Smart Cities ha sido pobre, maniqueo y manipulado.

Depende del punto de vista que se asuma, se analiza a las ciudades y, a la fecha, el dominante ha sido el tecnológico. Por su parte, lo no tecnológico se está pensando en los bordes, en la frontera del debate, no en el centro.

Algunos puntos para reflexionar:

  1. El 80% de la inteligencia en las ciudades es no tecnológica. Siguiendo los pilares de SEGITTUR, los indicadores no tecnológicos son: gobernanza, innovación, sostenibilidad, accesibilidad y finalmente tecnología.
  2. Geoffrey West, en su libro Scale[1], expresa: “Si se dobla de tamaño una ciudad de 10,000 a 100,00 a 1,000,000 de habitantes, sistemáticamente se obtiene un 15% más de creatividad, innovación, riqueza, crimen, policías, salarios y sólo se precisa un 75% de infraestructura.” Por tanto, lo no tecnológica tiene enorme peso.
  3. Una ciudad es un reflejo de su sociedad: geografía, autenticidad, conocimiento, gente; elevada a redes (sociales, digitales y físicas) y su grado de biofilia, diversidad y tolerancia.
  4. Una ciudad es tiempo real, ritmo, timing, un espacio de construcción de saberes y sabores. Es simultánea, no secuencial; es preventiva, no reactiva.
  5. La ciudad son los espacios públicos, los productivos (comercios) y los creativos (plazas), los espacios de flujo y de lugar, como se los ha llamado.
  6. Es también el espacio cultural y empresarial, donde cada ciudadano puede ser lo que quiera ser.
  7. La ciudad se analiza desde la gobernanza, y desde abajo, no desde arriba.

Al final la inteligencia tecnológica se paga, se contrata: es la parte “mercenaria” y muy necesaria; la no tecnológica se crea, se madura, se hace pertinente; es la parte rebelde del sistema.

Como decía Jane Jacobs “una ciudad nunca está completa, no puede ser producto de una sola visión”.

Y Ortega y Gasset: “Toda realidad ignorada prepara su venganza”.

Aunque en este caso, la venganza puede ser dulce.


[1] West; G. (2017). Scale. Penguin Books.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close