Entiende y ve más allá de la dificultad.

Mindfulness para gestionar momentos difíciles.

Por Julio Diez Testa.

Las dificultades son incontrolables. Por lo menos las que surgen fuera de nosotros y son eventos que no los hemos gestado intencionalmente. Sin embargo, hay una oportunidad en ellas y puedes sacarle provecho para transformarlas en algo sustancial en tu vida.

Las dificultades generan un estado cognitivo y anímico que repercuten en el enfoque que tienes de tu propia vida, tu presente y las emociones que generas y sientes en tu realidad.

Las personas que gestionan la dificultad pueden ver con claridad su relación con la misma y determinar si esta será un impedimento o un trampolín. Es como si alguien se transformara en un científico de laboratorio que puede ver todos los fenómenos de manera atenta, a detalle y enfocada y luego de un tiempo prudencial saca conclusiones y toma decisiones.

De esta manera ilustrativa es el aporte que el mindfulness hace a la vida de las personas. ¡Imagínate que en una ciudad seamos muchos científicos observando detalladamente los fenómenos de la persona! ¡Qué calidad de decisiones tendríamos! ¡Qué ciudad consciente crearíamos!

Ahora bien, no sólo se trata de lo que podemos hacer y gestionar a nivel colectivo, es fundamentalmente lo que se puede lograr a nivel personal. Para que exista esta ciudad sostenible desde la conciencia, siempre el punto de partida es cada uno individualmente.

Las situaciones difíciles son enfrentadas con virtud, con templanza y coherencia a partir del mindfulness.

Virtud: conoces, entiendes y expandes tu capacidad de producir efectos positivos en tu vida y en la de los demás. La capacidad de hacer el bien en lo privado y en lo público se vuelve un principio rector de tu vida.

Templanza: al conocer a detalle tus emociones y das en el blanco a sus causas, forma de accionarse y consecuencias reales en tu esquema mental, de comportamiento e interacción con tu entorno, regresas a la moderación. Esto es fundamentalmente, la desinteligencia tiene como origen el desconocimiento de las emociones y los desbordes que estas acarrean. Con templanza, tú regresas a la moderación.

Coherencia: de la virtud y la templanza surge la coherencia en todos los aspectos de tu realidad como persona y esta coherencia va más allá y alcanza todos los ámbitos de la vida y tu participación en ella. Hay unicidad y una relación sana entre quién eres y tu inserción dentro del entorno. Incluso, hay coherencia entre lo que piensas, sientes, te emociona, creas, crees, anhela, entregas, manifiestas… en fin, en toda tu vida.

Ejercicio:

Te voy a dejar un breve ejercicio de meditación. Si nunca meditaste, lo básico es: postura cómoda y erguida, respirar inhalando y exhalando por nariz, hacerlo con los ojos cerrados y entregarte a la experiencia sin juzgarla.

Primero ten en cuenta los pasos del ejercicio y repásalos antes de la práctica.

  • Cierra tus ojos.
  • Visualiza una experiencia difícil que hayas tenido o haya ocurrido recientemente o por la cual estés pasando en este momento.
  • Observa cómo te sientes a partir de considerar detalladamente lo que causa tu dolor (o cómo te sentiste en el pasado).
  • Cuando se hagan presente pensamientos y emociones, dales las bienvenida y no te resistas a ellos. Si te resistes, persisten. No juzgues y permite que todo fluya.
  • Date cuenta de lo que causa esta emoción y pensamientos en ti con una mirada más fresca para poder ir más allá.
  • Al finalizar, reconoce las opciones que tienes a partir de este aprendizaje sobre la dificultad. Tienes opciones, puedes activarlas y esto es, en sí mismo, un acto de amor contigo.
  • Termina la práctica con gratitud.

De este ejercicio se desprende mucho conocimiento para ti:

  • La causa de tu sufrimiento.
  • Cómo la permanencia en el hace que sufras más.
  • De qué manera afecta tu salud integral.
  • Cómo influye en tu relación con tu entorno.
  • Qué opciones tienes a partir de la dificultad.
  • Cómo renuevas y restauras tu equilibrio de forma activa.

Lo más importante que arroja el mindfulness es que podemos estar presentes en lo bueno y lo malo, las altas y las bajas, y de estar presentes surge la fortaleza y las opciones en la vida humana.

¡Tómate 10 minutos! Haz el ejercicio y después me cuentas. Como no tienes que lograr nada, ni nadie te está evaluando, hazlo libremente y repítelo las veces que quieras.


Julio Diez Testa.

Es autor y coach de meditación mindfulness. Actualmente dirige MD10 Espacio y juliodieztesta.com También realiza entrenamiento empresarial en mindfulness y eventos de bienestar para marcas y público en general. Su carrera incluye estrategias de comunicación sustentable y la responsabilidad social corporativa. Estudió Comunicación Social, se especializó en política y economía. Así mismo, tiene un master en Desarrollo Sostenible, Energías Renovables y Responsabilidad Social Corporativa. Se destaca su carrera en la publicidad en México. En televisión debutó en HINT TV y Azteca en el programa Vida y Salud con una cápsula de meditación. Es conductor de Renovación al 10 y da clases que son de una verdadera transformación para quien asiste.

Instagram @juliodieztesta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close