fbpx

La reapertura de los destinos turísticos: el nuevo turista.

Por Ramiro Alaniz, Socio de Consultoría en EY México.

La pandemia por el COVID-19 ha llegado a sacudir el mercado de una manera sin precedentes. Uno de los sectores más afectados es el del turismo y probablemente sea de los últimos en recuperarse. Durante estos tiempos las personas han cambiado de muchas maneras la forma en la que hacen diversas actividades, el trabajo se volvió remoto, el supermercado comenzó a pedirse en línea y el ejercicio se trasladó al hogar. Es inevitable que la manera de viajar también cambie y surja un “nuevo turista”.

El nuevo turista deviene de una serie de cambios en el comportamiento por razones de seguridad, psicológicas y económicas. Antes los viajeros buscaban una experiencia personalizada o hecha a la medida, ahora además de eso buscarán lugares en los que se priorice salvaguardar su salud y la de sus seres queridos.

Algunos de los cambios que se podrán observar serán turistas que busquen una menor exposición en aeropuertos. Esto generará oportunidades para los destinos locales y Pueblos Mágicos. Ya que además de evitar las prohibiciones de viajes de otros gobiernos, las personas se sentirán más en control de su ambiente.

También el nuevo turista buscará garantías de limpieza e higiene en sus destinos. Aquellos lugares que cuenten con protocolos, mecanismos y medidas que prevengan aglomeraciones, desinfecten constantemente y tengan planes de acción ante los brotes brindarán más seguridad a futuros viajeros.

Con la pandemia los ingresos de las personas también fueron afectados o muchos buscan ahorrar por cualquier emergencia. Por lo que destinos con diversas opciones para diferentes carteras serán más atractivos y alcanzables para diferentes grupos.

La pregunta que prevalece a todo esto es cómo se puede seguir respondiendo a las antiguas necesidades de los turistas y además adaptarse a las nuevas. La tecnología debe ser un habilitador. Si bien el auge de destinos inteligentes era una ola que iba incrementando, actualmente tener herramientas tecnológicas para atender a los visitantes ya no son un plus, son una necesidad.

El nuevo turista no solo busca estar informado por gusto, se ha convertido en una cuestión de seguridad. Las aplicaciones, puntos de acceso a internet, análisis de datos y digitalización de algunos servicios le dan a este nuevo turista lo que busca: sensación de seguridad, rapidez, menor contacto e información suficiente para tomar decisiones informadas de manera casi instantánea.

El uso estratégico de la tecnología y la correcta comunicación de esta proyecta seguridad y manda un mensaje claro al consumidor de que el destino sabe lo que hace y lo tiene bajo control. Además, si los destinos lograsen integrar el ecosistema turístico (hoteles, restaurantes, museos, atracciones, tiendas, etc.) dentro de estas ofertas tecnológicas el impacto positivo será aún mayor. De este modo se mejorará la experiencia del visitante y se generará una mayor tracción de la economía del sitio.

En un destino turístico inteligente (DTI), como lo es Tequila en Jalisco, es importante explotar de forma correcta la tecnología y los activos digitales para beneficio del visitante, partiendo de la infraestructura de conectividad con la que cuenta, aprovechando aplicaciones, portales, chatbots, los QR, beacons y, en general, las IoT para mejorar los servicios y la experiencia de sus nuevos turistas. Además de que a través del uso de estas diversas opciones se pueden personalizar mucho más las experiencias a la vez que se transmiten las medidas de seguridad y/o limpieza que se están tomando.

Los destinos deben estar listos para adoptar estas diversas tecnologías ya que ahora más que nunca las personas buscarán tener al alcance sus manos, en su celular, computadora o tablet, todo lo relacionado al lugar que van a visitar para entonces navegar estos tiempos complejos con más confianza y realmente disfrutar de las experiencias que ofrezcan las ciudades.

El uso de la tecnología y la innovación en Tequila deberá estar estrechamente vinculado con una estrategia de comunicación. Es importante que la experiencia del visitante inicie antes de llegar al destino, desde el momento que buscó información y tomó la decisión de acudir a ese sitio. Comunicación y un uso inteligente de la tecnología crearán una sensación de confianza, seguridad e interés para regresar a los destinos turísticos.


Ramiro Alaniz, Socio de Consultoría en EY México

Ramiro Alaniz es Socio de Consultoría en EY México con más de 19 años de experiencia en asesoría y consultoría. Se especializa en transformación digital en sector público y ciudades inteligentes. Más de la mitad de su vida profesional ha trabajo en proyectos de Gobierno y Sector Público y en la industria de Telecomunicaciones. Ha participado en proyectos en diferentes ciudades en México, Estados Unidos y Latinoamérica.

Ramiro es Licenciado en Informática Administrativa por el ITESO y cuenta con la certificación en Innovación y Creatividad por el Center for Studies in Creativity de la Universidad de Búfalo, así como la certificación de Implementador Nivel 2 de eTOM por el TMForum. Además de los diplomados Trusted Business Advisor y Desarrollo de competencias directivas, ambos por la Universidad Panamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close