La información para el desarrollo urbano.

Según la ONU, para el 2050, el 68% población mundial va a vivir en zonas urbanas, actualmente solo un poco más de la mitad viven en las ciudades. Este crecimiento trae consigo retos para el desarrollo de las ciudades; infraestructura, transporte público o drenaje, son algunos de los rubros que tienen que evolucionar para satisfacer las necesidades de las ciudades del futuro y para satisfacer estas necesidades, la estrategia de desarrollo requiere de una armonía entre el diseño urbano y el uso de simulaciones, algoritmos y manejo de datos que permitan tomar las decisiones correctas para el día de hoy y los que vengan.

De acuerdo con el City Science Group de MIT, la planeación de una ciudad requiere de conocimiento de la ciudad misma. El primer paso para lograr esto es recopilar datos, instalación de diversos sistemas que puedan capturar la información que generan todas las partes de la ciudad, peatones, vehículos, servicios, por mencionar algunos. El siguiente reto que plantea el MIT es la manera en la que se analiza esta información, cada vez hay más y más herramientas que nos ayudan a estructurar y entender esta información y en un segundo nivel, también está creciendo el uso de herramientas que además implementan algoritmos de inteligencia artificial para hacer predicciones y simulaciones de la ciudad misma. Los datos y las simulaciones por si mismas, aunque son una gran ayuda no sirven para nada si no se toma acción con base en ellas y para que estas acciones tengan el mejor impacto en el desarrollo de la ciudad, es necesario contar con diferentes disciplinas y enfoques que permitan combinar la implementación de políticas, el uso de tecnología y cambios en la manera de interactuar con la ciudad. Para el MIT, el tomar decisiones multidisciplinarias lleva a una construcción de ciudades más accesibles, eficientes e inteligentes.

Hoy Tequila cuenta con un sistema de información que permite recopilar y monitorear la ciudad con diferentes enfoques. Se cuenta con diversas plataformas que permiten la visualización de datos en tiempo real, un sistema de alertas y un registro histórico de la información recopilada, además se está implementando un nuevo modelo que permite hacer simulaciones para garantizar que las decisiones que se tomen hoy, también sean lo mejor para Tequila en el futuro.


 

Diego Orea Gardea.

Estudiante de ingeniería en innovación. Apasionado por las tecnologías disruptivas con el objetivo de tener un impacto positivo en el medio ambiente y en nuestra calidad de vida. Crítico constante de su entorno, involucrándose en proyectos que buscan mejorar problemáticas actuales, encontrando alternativas innovadoras y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close