La gobernanza, cuando el ogro filantrópico hace dieta.

Por Federico de Arteaga. Experto en Ciudades, Destinos Inteligentes, en Responsabilidad Social y Sostenibilidad.

Gobernar – Gobernalle

Del cat. Governall “timón”.

Mar. Timón de la nave.

 

¿Para qué es la gobernanza?

Mucho se habla de gobernanza, es una de esas palabras que no puede faltar en ningún discurso, en ninguna plática, en ningún evento, en ninguna propuesta.

¿En qué contexto se da la gobernanza?

La gobernanza se da en democracia. Como se ha convalidado, “la democracia no es una ideología, sino una forma de organizar la convivencia a través de gobiernos representativos.

Gobernar implica marcar prioridades, tiempos y equilibrios, a pesar de que estos a veces puedan resultar imperfectos e incluso contradictorios”.

Gobernabilidad y gobernanza[1]

Hay dos conceptos complementarios: i) gobernabilidad que entiende que se puede gobernar fortaleciendo las capacidades de los gobiernos, mejorando los instrumentos, desbloqueando las facultades gubernamentales. Es la capacidad para dirigir una sociedad, lo público y a los ciudadanos. ii) El término gobernanza, más actual, entiende que incluso dotando al gobierno y el estado de las capacidades, no es suficiente para gobernar y dirigir la complejidad de la sociedad actual. La gobernanza son los factores, las normas actuales que se coordinan para producir un bien, una política pública. Debe haber una arquitectura del sistema para avanzar.

La gobernabilidad es por tanto un tema público, entre públicos, un partido político en la oposición le da gobernabilidad a otro en el poder, los regidores se la dan al Presidente Municipal para el buen funcionamiento de un gobierno. Y esto sigue siendo un factor clave.

La gobernanza surge desde que los gobiernos no pueden hacer todo, cuando el sector privado y el tercer sector empiezan a tomar funciones del gobierno. Cuando el gobierno se repliega a sus funciones esenciales, cuando el ogro filantrópico hace dieta.

¿Cómo se tangibiliza la gobernabilidad y gobernanza en Tequila?

Esencialmente, la gobernabilidad a través de las relaciones Presidencia Municipal y Cabildo y la Gobernanza es a través del CODIT.

¿Cómo está conformado el CODIT y qué importancia tiene esta conformación?

La importancia de la conformación es que una organización tiene por un lado los componentes del sistema, es decir, los integrantes y, por otro, las interacciones que se producen. A mayor número de integrantes, mayor número de interacciones posibles. Este es un tema que hay que gestionar, seleccionar los integrantes que aporten algún valor “per se” y en la interacción.

¿Qué tienen que enfrentar los OGD´s?

Los Organismos Gestores de Destino enfrentan dos temas principales: la adaptabilidad y la prevención[2]. La adaptación es la habilidad de un sistema de cambiar de comportamiento en presencia de una perturbación y la previsión es tratar de actuar antes de que una perturbación afecte el comportamiento esperado de un sistema.

Y esto se da en un entorno en que los datos están disponibles en tiempo real, las cosas que pasan se están viendo en cámaras, se están analizando en sistemas de información, y no se puede estar reaccionando permanentemente. Los datos en tiempo real no son para reaccionar, son para prevenir, esos datos que se recolectan, sirven no solo para ese momento sino para prevenir y proyectar. ¿Qué pasará si se repite esta situación; si no se repite?

Gobernanza y gobernabilidad no son de discurso, son temas de actuación, de navegación.

Si la gobernabilidad es el mar, el velero y sus tripulantes son la gobernanza.

Aprendamos a navegar.


[1] Fruhling. H (BID 2019). González. F. (2017). ¿Quién manda aquí?

[2] Gershenson. C (2013). Enfrentando a la Complejidad: Predecir vs. Adaptar.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close