Beneficios de la medición de la huella de carbono.

Entrevista a Jordi Joan Cañas. Biólogo, consultor internacional en bioenergía, economía circular y cambio climático.

Como experto en el tema cambio climático ¿cómo cree que evolucionará el tema de la medición de la huella de carbono en los destinos turísticos?

Está ya evolucionando muy rápidamente. En la actualidad más de 2.000 hoteles han podido calcular su huella de carbono gracias a la iniciativa puesta en marcha por International Tourism Partnership (ITP).

Probablemente en la recuperación de la actividad turística posterior a la pandemia (que ojalá se produzca lo antes posible) los valores añadidos de seguridad, sostenibilidad y responsabilidad ambiental serán más demandados por los clientes.

La huella de carbono de las empresas turísticas es un magnífico indicador del alineamiento de su actividad con los principios de la economía baja en carbono. Los instrumentos de cálculo y verificación se han popularizado y se han hecho asequibles a la mayoría de las empresas turísticas y el sector hotelero está viviendo un creciente interés en conocer la huella de carbono de sus instalaciones.

Esta medición de la huella de carbono, ¿qué beneficios trae para los destinos que lo miden y lo mitigan?

El primer paso, que es el cálculo de la huella de carbono, conduce al siguiente paso que es obtener un certificado de carbono neutro de la instalación turística, que suele implicar una compensación de emisiones de GEI mediante la participación en proyectos de sumidero o mediante la compra, en mercados voluntarios, de derechos de emisión (bonos de carbono).

La obtención de un certificado de Carbono neutro de la organización turística trae consigo una serie de beneficios, tangibles e intangibles que mejoran la posición de la compañía en el mercado global donde la actividad turística compite:

  • Responde a las mayores exigencias de los clientes del siglo XXI
  • Aumenta su capacidad de negocio
  • Aumenta la formación de sus empleados
  • Aumenta la rentabilidad por captación de más clientes dispuestos a pagar un poco más por alojarse en establecimientos respetuosos con el planeta.
  • Aporta mayor valor a su Comunidad y a la Propiedad
  • Gestiona adecuadamente los momentos de incertidumbre porque tienen una “hoja de ruta”

Adicionalmente la posesión de un certificado internacional de Carbono neutro da acceso a la compañía a fuentes de financiación blandas basadas en la emisión de bonos verdes para futuras inversiones. Estos bonos que se enmarcan en los llamados bonos ODS (objetivos de desarrollo sostenible de NNUU) son respaldados por entidades financieras multilaterales.

¿Qué ejemplos hay en Europa e Iberoamérica que sean destacables?

En NH Hotel Group tenemos una larga trayectoria en la reducción de la huella de carbono media de nuestras habitaciones. Prueba de ello es que, desde 2007, la hemos reducido en un 67,2%.

Así mismo, NH Hotel Group considera que su actividad, directa o indirectamente, crea un impacto sobre el medio ambiente en las comunidades donde opera. Por lo que tiene iniciativas para mejorando la eficiencia de consumo de los recursos, selección de proveedores responsables y compra de energía verde.

Además, como parte de su compromiso, se han diseñado las Eco-Friendly Meetings. Esta innovadora propuesta de NH Meetings para eventos de empresa permite al cliente organizar reuniones neutras en emisiones, compensando este impacto mediante el apoyo a proyectos de desarrollo sostenible y cambio climático. Entre ellos encontramos Fuel Switch Project en Brasil, para reducir las emisiones de carbono de las fábricas de cerámica, Fuel Efficient Cookstoves en Uganda y Kasigau Corridor REDD Project en Kenia, ambos enfocados en frenar la deforestación y la degradación de los bosques.

El Swissôtel Lima, culminó el proceso de medición, reducción y neutralización de sus emisiones, con lo cual se convierte en el primer hotel del Perú en obtener la certificación Carbono Neutral, otorgado por la prestigiosa certificadora suiza SGS (diciembre 2019).

Tras siete meses de trabajo concluyó la iniciativa “Hoteles Carbono Zero” mediante la cual seis hoteles de Santiago, junto a Colbún y For The Planet, midieron, verificaron y neutralizaron su huella de carbono, acreditando que sus emisiones de CO2 han sido debidamente compensadas y por tanto su oferta de alojamiento cuenta con un sello “Carbono Neutral”.

“En México hay ya algunas iniciativas de cadenas hoteleras para reducir la huella de carbono de sus instalaciones. La cadena City Expres, por ejemplo, ha anunciado la reducción de su huella de carbono mediante la contratación de electricidad renovable que proviene de generación eólica. Un paso más adelante está la iniciativa de Mundo Cuervo, que está realizando la cuantificación de la huella de carbono de los establecimientos que conforman su oferta turística. El objetivo es conseguir la certificación de organización empresarial neutral en carbono; una de las primeras que existirá en el país. Se conseguirá mediante la compensación de la captación de carbono que realizan las plantaciones propias de agave destinadas a la producción de tequila. Este concepto de integración de diversas actividades productivas de la misma empresa en el cómputo final de emisiones y remociones de gases de efecto invernadero es radicalmente innovadora en el negocio turístico”.


Jordi Joan Cañas.

Biólogo. Consultor internacional en bioenergía, economía circular y cambio climático. Experto del programa de la UE denominado “Low Carbon Business Action in México”. Miembro de la Conferencia de la Partes (COP 10 y COP 11) de la Convención de Cambio Climático de NNUU. Creador de la Oficina de Cambio Climático del Gobierno de Cataluña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close