El rostro de la ciudad frente a la pandemia.

Por Dra. Inés Guardia de GCB Consultores. Experta en sostenibilidad y responsabilidad social.

Con la llegada del Covid 19, nuestras ciudades también han sufrido de sus embates: en ocasiones se encuentran solas, silenciosas, con una cierta nostalgia del bullicio, del ir y venir de personas, de las risas, del ruido propio de las urbes. La alegría callejera está en exilio, no se aprecian las sonrisas ni la fisonomía de sus ciudadanos, sólo vemos muecas de los transeúntes escondidos detrás del “obligatorio” tapabocas. Ahora, nuestra atención está en aquellos que no lo llevan, en quienes lo usan mal y se descubren la nariz, porque son posibles focos de contagio. Desde tiempos remotos los pueblos, en época de pandemia, se cubren, se protegen y ahora nos colocamos el tapabocas, con variados estilos y colores, para ocultar el inmenso miedo de cada uno ante la posibilidad de la muerte.

Para la mayoría, lo citadino es reflejo de un estilo de vida con múltiples actividades económicas que abarcan los grandes comercios, diversidad de tianguis, que se entremezclan con abarrotes, tlapalerías y vendedores ambulantes. También, es el espacio donde florece una variada oferta cultural y culinaria, representada en teatros, salas de cine, cantidad de bares y restaurantes desplegados a lo largo de la mancha urbana. Pero, no siempre es el lugar de bienestar o calidad.

Durante casi todo el 2020, fuimos testigos de la escasa infraestructura hospitalaria o la mínima dotación disponible para su funcionamiento; de las carencias de los servicios de transporte público que a pesar de las recomendaciones de sanidad venían abarrotados, sin guardar la sana distancia. De la necesidad de recuperar espacios verdes y zonas al aire libre.

En 2021, tendremos que sumar a lo anterior, nuevas variables que incidirán directamente en el paisaje social latinoamericano tales como el creciente desempleo e inseguridad, parálisis comercial, desesperanza, nuevas formas de protesta y violencia citadina, las cuales se harán manifiestas durante los primeros meses del año. Además, veremos mayor despliegue de cuerpos represivos y de seguridad, mayor vigilancia privada y, por ende, una creciente violación de los derechos humanos. A este sombrío panorama se suma la trata de blancas, la prostitución y las actividades que el crimen organizado seguirá llevando a cabo en muchas de estas ciudades hasta obtener su control.

Foto de https://www.compromisoempresarial.com/

Frente a este estado de cosas, los objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) promovidos por la organización de las Naciones Unidas (ONU) resultan claves para revertir las tendencias que venimos observando. Veamos cómo a partir del objetivo 11, cuya meta busca lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, es posible activar otros propósitos de la Agenda 2030. Siguiendo con el ejemplo, al impulsar, fomentar y apoyar ferias de consumo y producción sostenible en las ciudades (ODS 12) se pudieran a su vez, generar empleos que contribuirían a disminuir la pobreza (ODS1), poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible (ODS 2) garantizando una vida sana y promoviendo el bienestar para todos en todas las edades (ODS3).

Este abordaje de la ciudad vista como una comunidad que intercambia bienes y servicios entre sus habitantes que, a la vez, son los proveedores locales, promueve un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos (ODS8).

La ciudad comprendida como un espacio autogestivo, requiere de líderes políticos más cercanos a sus electores, preocupados y atentos a las necesidades de sus habitantes, que trabajen para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, que sea capaz de promover oportunidades de aprendizaje durante la vida de las personas (ODS4) garantizando la igualdad entre los géneros y promoviendo el empoderamiento de mujeres y niñas (ODS5).

Si bien es cierto que hay notables avances en materia legislativa y en ordenamiento local para lograr ciudades más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles (ODS11); hemos sido testigos de la desigualdad, violencia e inequidad en esas mismas ciudades, hemos visto cómo se han construido dentro del tejido urbano “guetos” seguros para las clases privilegiadas. Sólo lograremos tener sociedades pacíficas e inclusivas que garanticen el desarrollo sostenible cuando hayamos superado estos límites o barreras que se han impuesto en las principales localidades de la región. Para esto hay que facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles (ODS16).


 

Inés Guardia.

Es experta en Responsabilidad Social y Sostenibilidad, CEO de Guardia Consulting Business, donde lidera un equipo multidisciplinario. Posee gran competencia en el manejo de las estrategias de sostenibilidad y sistemas de gestión. Apuesta por el desarrollo de metodologías que profundicen la capacidad de sus clientes y el negocio por lo que ha desarrollado Cátedra una plataforma en línea que ofrece cursos que resuelven problemas clave de la gestión de sostenibilidad, proporcionando a los ejecutivos información pertinente sobre contextos cambiantes característicos de las sociedades contemporáneas; toma en cuenta infinidad de variables de naturaleza cuantitativa y cualitativa para facilitar el abordaje sistemático de los asuntos planteados en cada organización.

En su trayectoria empresarial ha prestado exitosamente asesoría a más de 120 empresas. Tiene 12 años dedicada al campo de la consultoría, ha interactuado con reconocidas marcas nacionales e internacionales. Su propósito al frente de Guardia Consulting Business se concentra en la integración de sistemas de gestión, certificaciones, auditorías, requerimientos de clientes, definición de KPI´s, ESR, SEDEX, Informes de sostenibilidad. También investiga, escribe y es conferencista en diversos foros. Es socióloga, magister y doctora en Ciencias Políticas, es doctoranda en Historia, y realizó un Diplomado en Responsabilidad Social, Auditor interno SA8000:2014/ ISO9001:2015 GRI y Consultora acreditada por CEMEFI.

iguardia@gcbconsultores.com

guardiaconsultores.com


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close