La fatiga de las reuniones online

La fatiga de las reuniones online

Por Moisés García Soto, experto en marketing digital y BTL, apasionado de la tecnología.

Es Lunes, son las 9 en punto de la mañana, empezamos a programar nuestras actividades, revisar los pendientes de la semana e iniciar con nuestra jornada de trabajo, cuando de repente sucede lo inevitable:

3 llamadas de teams, 1 solicitud de reunión de Zoom y 3 correos invitando a una conferencia por Google meets

La dinámica de vida de la actualidad nos ha llevado a aumentar el uso de recursos digitales para mantenernos comunicados.

Una investigación preliminar de las universidades de Gotembugo, en Suecia, y Stanford, en Estados Unidos, concluye que existe la fatiga por reuniones online conocida como “Fatiga de Zoom”. Los investigadores encuestaron a 11,000 personas, encontrando resultados interesantes donde se demuestra que, tener una agenda plagada de videoconferencias genera altos niveles de stress y baja la productividad.  El estudio enlista estas 4 causas principales:

  1. Contacto visual excesivo. Participar en una videoconferencia con la cámara activa provoca que las personas presentes tengan una cantidad anormal de contacto visual, desencadenando miedo por hablar en público.
  2. Verse a sí mismo de forma constante. Esto no es habitual, es como si estuvieras reflejándote la mayor parte del tiempo en un espejo. La videoconferencia provoca que te veas en pantalla y aumentes tu autocrítica.
  3. Se reduce la movilidad. En las conversaciones en persona o por llamadas, las personas pueden desplazarse. En el caso de las videoconferencias, se necesita estar en un mismo campo visual, por lo que se limita el movimiento.
  4. Mayor carga cognitiva. La interpretación del lenguaje corporal es más complicada al participar en videollamadas, por lo que nuestro cerebro debe trabajar más para enviar y recibir señales, y además interpretarlas.

Ahora que este fenómeno tiene mayor relevancia gracias a la pandemia, pone a la luz este padecimiento que cada vez es más frecuente en el mundo digital.

Siendo que todo apunta a que el trabajo a distancia es ahora una realidad, lo aconsejable es empezar a prestar atención a la “fatiga de Zoom” y adaptar prácticas que permitan continuar con la comunicación y la efectividad del día a día. No cabe duda de que las reuniones online cuentan con muchos beneficios, entre ellos ser la herramienta ideal para la comunicación remota, pero esto no significa que “por que podamos usarlas, debamos usarlas”.

En Tequila Inteligente hemos volcado nuestra atención a nuevas herramientas, practicas efectivas durante las reuniones online y atención al estado de salud de nuestros equipos de trabajo.

Con soluciones hibridas, independencia necesaria para tener reuniones cuándo y cómo se considere, herramientas de comunicación alternativas como programas de gestión de proyectos, atacamos esta “fatiga de zoom” y adoptamos conductas para que los miembros del equipo no sufran de esta situación.

La videoconferencia no es una tecnología nueva y el debate no ha terminado sobre los beneficios e impactos de las reuniones online, nos interesa conocer cuales son las practicas que se implementan actualmente en empresas, en la sociedad, la academia e inclusive entre amistades y familias.

Invitamos a nuestros lectores a reflexionar sobre sus hábitos, rutinas, frecuencia y conductas que observan durante las reuniones online, compartimos esta encuesta para saber si usted sufre de esta fatiga mientras compartimos la siguiente frase del fundador de ZOOM.

Too many Zoom meetings, I hate that.

Eric Yuan – Fundador de ZOOM

 

ENCUESTA:

https://stanforduniversity.qualtrics.com/jfe/form/SV_3f9xepi9ryP7WK2

 


Moisés García Soto.

Experto en marketing digital y BTL, apasionado de la tecnología.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *