fbpx

CogX 2019: Tecnología para un mundo mejor.

Publicado por www.jwtintelligence.com, ver artículo original aquí.

El CogX Festival of AI y Emerging Technology de este año se centró directamente en el papel de la innovación para crear un mundo mejor.

WEB_CogX-Location-3CogX 2019

Al comienzo de la Semana de la Tecnología de Londres, CogX 2019 instaló el campamento en el distrito regenerado de King’s Cross de Londres. El evento, ahora en su tercer año, reúne a las industrias de inteligencia artificial y tecnología emergente. 15,000 visitantes se reunieron para escuchar charlas sobre una amplia gama de temas de más de 600 oradores en diez etapas.

En el corazón de la agenda de este año se centró la atención en los Objetivos Mundiales (los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados por las Naciones Unidas en 2015) y la necesidad de garantizar que nuestras mejores herramientas, tecnología y talento se encuentren en los mayores desafíos del mundo.

La tecnología no resolverá todos los problemas que enfrentamos, pero ¿cómo puede ayudar?

Protegiendo nuestro planeta

WEB_Cog-X --- Kate-Raworth-and-the-the-Donut
Kate Raworth y la rosquilla

El cambio climático es sin duda el más apremiante de nuestros problemas. En este contexto, la Dra. Gail Bradbrook, cofundadora de Extinction Rebellion, subió al escenario para pintar una imagen desesperada del colapso ecológico y de la desintegración económica y social que siguió. “Espero morir”, dijo Bradbrook, “espero que mis hijos mueran. ¿Cómo vamos a vivir en estos tiempos?

La economista Kate Raworth cree que deberíamos rediseñar nuestras economías para empezar. Ella propone un modelo llamado ‘la dona’, que delinea un espacio seguro en el que las naciones pueden satisfacer las necesidades de sus ciudadanos al tiempo que se aseguran de no sobrepasar los límites planetarios. “Si AI no está al servicio de esto”, dijo Raworth, “¿qué demonios está haciendo?”

Si los escenarios apocalípticos no son lo suficientemente motivadores, Celine Herweijer, socia en la práctica de Innovación y Sostenibilidad de PwC, compartió una investigación que pronostica una oportunidad de $ 5.2 billones para la IA en los sectores de la agricultura, el agua, el transporte y la energía, así como una posible reducción del 4% en gases de invernadero.

A lo largo de la conferencia, los oradores destacaron muchas de las formas en que la inteligencia artificial (IA) ya está contribuyendo a la lucha por el clima. Google.org, el brazo filantrópico del gigante tecnológico, está financiando un proyecto que utiliza imágenes satelitales para rastrear, cuantificar y publicar las emisiones de carbono de las centrales eléctricas. The Small Robot Company está utilizando robots impulsados ​​por la IA para ayudar a los agricultores a minimizar el uso de productos químicos y limitar las emisiones de carbono. A corto plazo, Global Thermostat ha desarrollado una solución climática de vanguardia que captura el carbono del aire, lo pone en uso comercial o lo almacena permanentemente bajo tierra.

Mejores vidas para todos

WEB_Cog-X --- imapct-2-Etapa
La etapa de impacto en CogX

Los Objetivos Mundiales también tienen que ver con crear mejores vidas para las personas: mejorar el bienestar, abordar las desigualdades y proporcionar mejores resultados en la vida.

La ciencia de la información está ayudando a impulsar una mejor toma de decisiones. Atlas.AI, una startup de tecnología de impacto social, está utilizando el aprendizaje automático para recopilar datos económicos y agrícolas que pueden ayudar a los tomadores de decisiones en el sector del desarrollo. Su plataforma de inteligencia artificial utiliza imágenes satelitales y aprendizaje automático para crear valiosos conjuntos de datos sobre prosperidad, rendimiento de cultivos y otros indicadores en el África subsahariana.

La tecnología también está impulsando soluciones novedosas en la asistencia sanitaria . Las estimaciones mundiales sugieren que más de 900 millones de personas en todo el mundo sufren algún tipo de trastorno mental. Maja Pantic, profesora de computación afectiva y conductual en el Imperial College, compartió su trabajo sobre la IA centrada en el hombre que puede detectar y responder a las emociones. Pantic ha desarrollado un algoritmo prometedor de reconocimiento facial que puede identificar los signos de depresión, una condición que es muy difícil de diagnosticar. Al analizar las expresiones faciales del paciente, en un experimento fue capaz de detectar correctamente la depresión en el 92% de los casos.

Thomas Reardon, CEO y cofundador de CTRL-labs, quiere capacitar a toda la humanidad, haciendo que las personas sean más capaces al permitir que nuestros cerebros hablen directamente con la tecnología. En lugar de conectar la tecnología directamente a nuestros ruidosos cerebros (como NeuraLink de Elon Musk, por ejemplo), su dispositivo CTRL-kit utiliza una pulsera cómoda para decodificar señales de neuronas motoras individuales que apuntan a las intenciones del usuario, lo que permite al usuario controlar la tecnología con su cerebro. Si bien el dispositivo podría ayudar a las personas con enfermedades neurológicas a recuperar el control motor, Reardon insiste en que el dispositivo es más que terapéutico y dice: “Si creas una tecnología para ocho mil millones de personas, vas a resolver muchos problemas”.

Tecnología más ética

WEB_Cog-X---Astro-Teller
Astro Teller

Con gran parte de la conversación sobre tecnología avanzada que ahora se centra en la ética, no es de extrañar que CogX haya dedicado todo un escenario al tema.

El CTO de la empresa de seguridad antifraude Shape Security, Shuman Ghosemajumder dirigió uno de los paneles más convincentes en el escenario de Ética, llamado Deep Fakes and Disinformation, que analizó las amenazas planteadas por el contenido en línea falso. Shuman advirtió que cualquier plataforma puede ser secuestrada con contenido falso, y de hecho, la mayoría de las grandes compañías están siendo hackeadas y ni siquiera lo saben. Además, este contenido falso es cada vez más fácil de producir debido a la rápida mejora de la tecnología AI. La revelación más preocupante provino del panelista Giorgio Patrini, CEO de Deeptrace, la startup con sede en Ámsterdam que está desarrollando software para detectar videos falsos. Explicó que los errores profundos han introducido dudas significativas en nuestras mentes, ya que la mera posibilidad de contenido falso nos obliga a cuestionar ahora si el contenido real es real.

La falta de diversidad continúa afectando a la tecnología y mucha discusión centrada en la necesidad de equipos interdisciplinarios. Astro Teller, quien lidera las “tomas de la luna” en la división X del alfabeto que se enfoca en ideas tecnológicas audaces, describió los beneficios adicionales que pueden surgir de una colisión de diversas mentalidades. El diseño de sus globos Loon estratosféricos a gran altitud se logró en parte gracias a la ayuda de un diseñador de moda, mientras que las habilidades diplomáticas de los ex veteranos militares están resultando útiles para recuperar globos que se extravían en algunas partes del mundo.

WEB_Cog-X --- Stuart-Russell
Stuart Russell

Quizás el debate más grande cuando se trata de AI se centra en lo que podría suceder si logramos crear máquinas súper inteligentes. La opinión de Alan Turing era que perderíamos el control, según el pionero de AI y el profesor de la UC Berkeley, Stuart Russell. En la etapa que lleva el nombre de Turing, describió sus recomendaciones para una mejor forma de IA, una que pueda funcionar para nosotros, y no contra nosotros.

En opinión de Russell, los seres humanos son incapaces de especificar con precisión los objetivos de la IA, lo que puede llevar a consecuencias imprevistas cuando la IA se vuelve más inteligente. En una versión moderna del problema del Rey Midas, un robot instruido para comprar café podría hacerlo a cualquier costo, potencialmente matando a cualquiera que se interponga en su camino o intente apagarlo. Russell aboga por introducir elementos de incertidumbre en los objetivos de la IA, que luego alentarán a la IA a observar y aprender más, lo que conducirá a mejores resultados. Russell aboga por cambiar el enfoque, desde la inteligencia pura hacia un campo que se ocupa de la IA que es “probablemente beneficioso” para los humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close