fbpx

Urban Analytics y su valor para Tequila.

Por Diego Orea Gardea.

Actualmente nos encontramos en un mundo en donde estamos inundados de medios que capturan y almacenan los datos que generamos como nuestros teléfonos, coches o sensores. Cada elemento que compone a una ciudad está constantemente generando información, desde las personas que sacan a pasear a su perro en las mañanas, la infraestructura de la ciudad misma, hasta las instituciones privadas y gubernamentales. Desde lo más simple hasta lo más complejo. Pero la medición de esta información no significa que una ciudad sea inteligente y tampoco garantiza que vaya a mejorar. El valor de estos datos se encuentra en la manera en la que se analizan, se contrastan y se relacionan, para así tener un entendimiento profundo de la ciudad en cuestión.

Un sistema de análisis urbano es una metodología que utiliza el análisis y estudio de datos a partir de modelos tecnológicos como pueden ser inteligencia artificial, mapas, algoritmos entre otros, para que se pueda contar con el conocimiento que maximice la claridad al momento de tomar una decisión. Según el Dr. Amen Ra Mashariki, director de Urban Analytics de ESRI (https://www.esri.com/en-us/about/about-esri/overview), un sistema de análisis urbano permite:

  • Mejorar las operaciones de la ciudad. Un sistema de análisis urbano, no se enfoca en hacer reportes para ver los resultados positivos y negativos de una ciudad, se enfoca en encontrar la información que garantice que las diferentes secretarías o instituciones de una ciudad funcionen de manera eficiente y al mismo tiempo aumenten su capacidad operativa.
  • Medir el impacto de manera cuantitativa. Siempre que se va a hacer uso de un sistema de análisis urbano para atacar un problema, es necesario conocer los resultados que lograban las alternativas que se tenían antes de su implementación, para así tener certeza de si hubo o no mejoría y en el caso de que sí hubiera ¿qué tanta diferencia existió frente a las soluciones usadas anteriormente?
  • Tener transparencia de datos. La información generada tiene que estar disponible en todo momento para que las personas que se encuentran involucradas en la toma de decisiones de una ciudad consideren todos los factores involucrados con la decisión a tomar.
  • Un ecosistema de datos: todos los elementos de una ciudad están generando datos todo el tiempo. Esta información en sí no nos sirve para mucho, hasta que creamos modelos con la información, modelos como representaciones en 3D, GIS, o algoritmos de aprendizaje profundo. Es ahí cuando gracias a estos modelos podemos encontrar anomalías, analizar escenarios, hacer estimaciones de costos y responder a la pregunta ¿Qué recursos tengo para resolver qué problema?, lo que genera una visión más clara y real de la ciudad con sus problemas y las posibles soluciones a éstos. Por ejemplo, si tenemos la información de los accidentes de tránsito en una ciudad, pero no contáramos con un sistema de análisis urbano, estaríamos desaprovechando los datos obtenidos. Al implementar un sistema de análisis urbano, podríamos mapear geográficamente los lugares de estos accidentes mediante un GIS para encontrar las áreas de riesgo y gracias a esta información, obtener un panorama completo del problema, que permitiría determinar porqué en esas zonas hay un mayor número de accidentes de tránsito. Incluso se podría hacer una predicción de otras zonas de riesgo no identificadas para así tomar acción antes de que el problema aparezca.
Dr. Amen Ra Mashariki (OZRI, 2018)

En concreto, un ecosistema de datos es el ciclo que atraviesa la información generada en la ciudad, desde que se genera, para después ser analizada en un modelo para así mejorar la manera en la que la población interactúa con la ciudad.

Tequila se encuentra creciendo a gran velocidad, en los últimos 10 años, hubo un incremento del 10% en la población, del 130% en los turistas y del 1000% en inversión privada, estos son tres indicadores clave de que Tequila puede potencializar su crecimiento mediante un sistema de análisis urbano. Con la expansión que está experimentando van a surgir preguntas que requieren de respuestas que sólo se pueden obtener mediante patrones analíticos que permitan ir modelando a Tequila en una ciudad que esté a la altura de sus necesidades. Para esto, las acciones que impacten en Tequila tienen que ser precisas, tomar las decisiones en el momento adecuado, además estas acciones, tienen que ser eficientes, optimizar costos y permitir la colaboración entre las diferentes instancias que integran a la ciudad. El ser una ciudad inteligente, no es un fin, sino un proceso de constante mejora y Tequila se encuentra en constante mejora.


Diego Orea Gardea.

Estudiante de ingeniería en innovación y diseño. Apasionado por las tecnologías disruptivas con el objetivo de tener un impacto positivo en el medio ambiente y en nuestra calidad de vida. Crítico constante de su entorno, involucrándose en proyectos que buscan mejorar problemáticas actuales, encontrando alternativas innovadoras y sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close