Pasos esenciales para una ciudad accesible.

Por Juan Rotzinger, Arquitecto experto en urbanismo y desarrollo.

Para llegar a una ciudad accesible no basta con hacer un proyecto de accesibilidad, otro arquitectónico y ejecutar obra, en el caso que se cuente con los recursos económicos para realizarlos, sino que principalmente se requiere parte de un cambio de perspectiva en general, civismo por parte de la sociedad para respetar los espacios destinados. Me parece que antes de ejecutar los proyectos y adecuaciones de espacios en una ciudad, debe de haber un trabajo de conciencia social, revisión del marco legal y  diagnóstico.

Conciencia social

El primer paso seria generar la conciencia y hacer visible la escasa accesibilidad en nuestra ciudad, y no solo eliminar barreras arquitectónicas, se trata de como se debe manejar (tratar) a una persona con discapacidad, como se le auxilia, generar el habito de construir espacios accesibles, de respetar los espacios prioritarios, rampas, proyectarlo así desde inicio empezando desde los proyectos pequeños porque generalmente los grandes complejos o instalaciones tienen estas adecuaciones desde su proyección inicial.

Con los avances en medicina, el promedio de vida se alarga, por lo tanto las personas en edad avanzada exigen y requieren la accesibilidad que por circunstancias propias requieren de ayuda, bastones, sillas de ruedas, muletas, etc, en la mayoría de estos casos no nacieron con una discapacidad pero en su edad avanzada ya requieren de estos aparatos para movilidad asistida.

Es importante ver las acciones de accesibilidad como una mejora en la calidad de vida de todos, de los que las requieren, de los que alguna vez puedan utilizarlos y como un gasto económico. Cuando se habla de un proyecto o adecuaciones de accesibilidad al sector privado, incluso publico, el primer punto sobre la mesa es la inversión que requiere de hacer, los continuos ajustes presupuestales en todos los ámbitos, hacen que queden fuera de un plano prioritarios de acciones.

Marco legal

Ahora no solo se trata de reconocer y concientizar a la sociedad, es revisar el marco legal del centro de población y en su caso hacer un reglamento y autorizarlo, proponer las modificaciones en los espacios y en lo consiguiente construir de acuerdo a estos criterios de accesibilidad universal.

La revisión del marco legar es importante, el hecho de realizar un proyecto de accesible con una norma técnica o reglamento de accesibilidad ayuda a la formalidad de los nuevos planteamientos, y si, también obliga de cierta forma a los que pudieran no ver estos criterios como mejora en la calidad del espacio de su construcción. No se trata de tener todo una ciudad accesible al 100%, sino generar la confianza de que se van teniendo y construyendo circuitos accesibles, después estos se irían conectando unos con otros entre si, es permitir que las personas se trasladen de una forma individual y segura.

Diagnóstico y eliminación de barreras 

Las personas con alguna discapacidad pueden ser autónomas dependiendo del entorno en el que se desenvuelvan. Los impedimentos u obstáculos físicos que limitan o impiden la libertad de movimientos, autonomía de las personas y comunicación, son:

  • Barreras de espacio publico: se encuentran en calles y espacios de uso público.
  • Barreras de espacio interior: en los accesos e interior de los edificios públicos o privados.
  • Barreras en el transporte: las se encuentran en los medios de transporte.
  • Barreras de comunicación: todo impedimento para la expresión y la recepción de mensajes, aquí la tecnología es un a herramienta muy importante con la ayuda de los smartphone.

El poder identificar estas barreras es esencial en un diagnóstico que refleje las verdaderas carencias que existen, no se trata de que no se puede hacer un proyecto de accesibilidad sin conciencia, sin la revisión y en su caso fortalecimiento del marco legal y sin un diagnósticos, ni viceversa, es trabajar en conjunto con estos pasos para poder llegar a la eliminación de estas barreras y llegar más allá de hacer solo rampas de ingreso a construcciones y banquetas, sino la posibilidad de tener circuitos facilitadores en todos los aspectos, físicos, de comunicación, etc., todo esto dentro de un centro de población.


Juan Rotzinger.

Maestro en Ciencias en Urbanismo y Desarrollo, CEMET-UDG. Es Arquitecto por la UDG. Actualmente es Coordinador del Consejo de Desarrollo Integral de Tequila AC CODIT y es el coordinador técnico ante el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) del proyecto: Desarrollo de un Modelo de alianza público- privada para la provisión de servicios básicos para las familias de bajos ingresos en Tequila. Ha participado en el sector público en la Auditoria Superior del Estado de Jalisco, colaborando directamente en la Dirección de Auditoria de Obra pública, se desempeñó en la Secretaria de Desarrollo Urbano del Estado de Jalisco como Director de proyectos especiales de Apoyo Municipal, Director de Estudios y Proyectos y Director de Apoyo Municipal, así como miembro del Consejo de administración del Parque Metropolitano de Guadalajara: y en la COPLAUR (Comisión de Planeación Urbana) del Municipio de Guadalajara como Director de Gestión Urbana y Jefe del Departamento de demandas Ciudadanas y Gestión Urbana. En el sector privado es Administrador General de ROTNA Urbanismo y Desarrollo. Miembro fundador de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo Estratégico del Territorio A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close